Cementerios islámicos: ¡Que se respeten nuestros derechos culturales en materia mortuoria!

En el nombre de Dios, el infinitamente misericordioso en todo Su Ser, el compasivo con los/as creyentes.

Alabado sea Dios el Señor de los mundos, Aquél que nos ha creado de un coágulo; que es uno, infinito, eterno e inmutable; Él es el Primero y el Último, el Exterior manifiesto y lo Interior oculto, del cual toda cosa depende y al cual habremos de regresar. Las bendiciones y la paz de Dios sean sobre nos Señor Muhammad el sello de la profecía, y el líder de todos los mensajeros, así como sobre su noble familia y sobres sus compañeros.

La posibilidad de recibir sepultura conforme a las convicciones religiosas, filosóficas o culturales de la ciudadanía se reconoce en múltiples normativas tanto nacionales como internacionales; desde el derecho a la igualdad de todos/as los/as ciudadanos/as ante la ley sin discriminación alguna, al ejercicio de la libertad religiosa, ideológica y de culto de los individuos y de las comunidades amparadas por la Constitución española hasta el Acuerdo de Cooperación del Estado con la Comisión Islámica de España.

La inequívoca relación entre las leyes de Libertad Religiosa y de Enterramientos en Cementerios Municipales, obliga a los ayuntamientos a

1.) “que los enterramientos que se efectúen en sus cementerios se realicen sin discriminación alguna por razones de religión ni por cualesquiera otras”,

2.) practicar sobre cada sepultura los ritos funerarios dispuestos por el difunto/a o la familia y,

3.) “la posibilidad de celebrar actos de culto en los lugares destinados al efecto en los cementerios”,

De entre las diversas directivas internacionales que amparan la libertad de religión o creencias, destacan con especial relevancia las Orientaciones de la UE, al prescribir el deber de los estados “de proteger de la discriminación directa e indirecta por motivos de religión o creencias a todas las personas presentes en su jurisdicción, sean cuales fueren las razones alegadas para dicha discriminación”, con el consiguiente “deber de derogar toda legislación discriminatoria, aplicar leyes que protejan la libertad de religión o creencias, y poner fin a toda práctica pública que sea causa de discriminación, así como proteger a las personas de la discriminación por parte de los Estados y otros agentes influyentes, religiosos o no”, llegando a reconocer como una de las restricciones frecuentes por parte de los Estados miembros “la denegación de acceso a los lugares de culto o reunión y enterramiento.

En consecuencia, lógica con “la obligación a los ayuntamientos de prestar el servicio de cementerio, cualquiera que sea su número de habitantes, por sí o asociados con otros” que establece la Ley Reguladora de las de Bases de Régimen Local, los servicios funerarios y de enterramiento constituyen una prestación obligatoria de competencia municipal, correspondiendo a los poderes públicos municipales y autonómicos dar respuesta a este ejercicio de libertad religiosa de su ciudadanía.

De los 8.131 municipios que configuran la geografía española, los municipios que han adaptado sus cementerios a las prácticas de enterramiento de las minorías religiosas son hoy una excepción, significando con ello que la mayoría de la población musulmana residente en España se encuentra con serias dificultades a la hora de enterrar a sus seres queridos.

Conforme a las informaciones hechas públicas por la Comisión Islámica de España, actualmente contamos en nuestro país con la ridícula cifra de 35 cementerios musulmanes situados en las diferentes comunidades autónomas; Andalucía (11), Cataluña (5), Comunidad Valenciana (4), Castilla y León (3), Islas Canarias (2) y con uno en; Aragón, Asturias, Islas Baleares, Madrid, Murcia, Navarra, Euskadi, La Rioja y las Ciudades de Ceuta y Melilla. La población musulmana residente en Cantabria, Castilla La Mancha, Extremadura y Galicia continúa careciendo de los mismos, viéndose obligada a mendigar en otras comunidades autónomas, un espacio en el que poder velar el cadáver de sus difuntos/as.

A la dificultad para disponer de parcelas adaptadas en los cementerios municipales hay que añadir el hecho de la limitación de elección del lugar de enterramiento, ya que la mayoría de ordenanzas de cementerios, establece el criterio territorial de estar empadronado/a en el municipio para ser enterrado/a en el mismo.

Es por ello que, ante la actual situación de discriminación sistémica e institucional en la que se encuentran las personas de confesión musulmana, y ante la actual situación de pandemia de COVID-19 que está causando víctimas mortales sin ningún tipo de discriminación, Musulmanes contra la Islamofobia denuncia públicamente que la negación de este derecho fundamental constituye un acto discriminatorio que debe ser respondido de manera eficaz, responsable y usando el estado de derecho como instrumento fundamental para ejercer los derechos de ciudadanía.

Por lo que hacemos un llamamiento a todas las personas musulmanas para que suscriban la campaña y contribuyan a que el derecho a ser enterrado/a de acuerdo a los preceptos religiosos islámicos, sea un derecho efectivo en todos los cementerios municipales de España.

Esta campaña no excluye, se complementa y pretende apoyar a aquellas campañas o actuaciones que se realicen desde la Comisión Islámica de España, las Federaciones de entidades religiosas islámicas y las Comunidades islámicas locales que en su función de interlocución están haciendo las gestiones oportunas para conseguir que las personas musulmanes tengamos reconocido de manera efectiva el derecho a ser enterrados con dignidad y de acuerdo a nuestros principios religiosos.

Las solicitudes se pueden presentar por los canales de registro habilitados en las dependencias municipales de cada localidad, por correo administrativo, o en el caso de que esté habilitado mediante trámite telemático.

Que Dios bendiga y proteja a la humanidad de esta terrible pandemia.

 

Solicitud para conseguir enterramiento musulmán imprimir en papel

 

Solicitud para conseguir enterramiento musulmán – formulario autorrellenable

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.